Tratamientos anticaida

Las grandes compañías se dedican a vender tratamientos capilares sin pensar que cada cabello es totalmente distinto, velando únicamente por sus intereses económicos.

Pero un tratamiento capilar es algo muy diferente. Para conseguir resultados es necesario:

1 Observar y analizar adecuadamente las causas de pérdida de cabello
Picores, dolores, hormigueo, para evitar errores a la hora de llevar a cabo el tratamiento. Y no echar el primer producto anticaída común, de un diseño bonito, y a ser posible muy caro.

2 Cuidarse el cabello
Como el que aprende a hacer ejercicios en un gimnasio para estar en forma, esto sólo requiere 3 minutos al día. Seguir un tratamiento personalizado es sencillo y rápido realizándose controles esporádicos para observar evoluciones y corregir errores, consecuencias de la rutina. Echarse cualquier producto a la ligera no da los resultados esperados. No hay que dejarse llevar por lo primero que nos venden en TV, un tratamiento capilar se hace, no se compra.

3 Ser muy constante
Es la fórmula mágica para conseguir los resultados esperados. Esta es nuestra forma de trabajar, enseñando al cliente lo fácil que es cuidarse el cabello y cuero cabelludo, porque es la única forma de encontrar resultados. Cuidarse el cabello y cuero cabelludo es tan fácil y necesario como cepillarse los dientes.

4 Es necesario llevar un seguimiento exhaustivo
En cada tratamiento, por lo que acompañamos con un contacto y dialogo constante. No podemos dejar que una persona que se cuida el cabello con nosotros deje de ser constante, ni que se haga un tratamiento rutinario.

logoIbos